Alonso y Toyota muy cerca de conseguir una etapa en Dakar 2020

Fernando Alonso y su copiloto Marc Coma dejaron su huella en el Rally Dakar 2020 tras rubricar el segundo mejor tiempo en la línea de meta de la octava etapa, terminando a poco más de cuatro minutos de los vencedores del día. Alonso y Coma fueron los más rápidos de las cuatro parejas de pilotos y copilotos de TOYOTA GAZOO Racing en la etapa en bucle, de 477 kilómetros, que comenzó y terminó en Wadi Al Dawasir.

Desde que perdieron algo más de dos horas tras dañar la suspensión de su Toyota Hilux en la segunda etapa, el piloto asturiano y su copiloto han firmado constantemente tiempos muy competitivos, lo que demuestra su determinación para superar sus límites en una de las competiciones más desafiantes del mundo del motor, el rally más duro del mundo.

Comenzando desde el sexto puesto, Alonso y Coma estaban en una posición ideal para atacar durante la etapa 8 del Dakar. Aprovecharon al máximo su posición en carrera y el paquete aerodinámico de su Hilux, recientemente mejorado y que los mecánicos de TOYOTA GAZOO Racing montaron durante la jornada de descanso del sábado. Con su segundo puesto, pareja española de Toyota sube al 13° lugar de la clasificación general, ya a solo 4 minutos y 31 segundos del top 10 en el primer Dakar de Alonso y en su debut como pareja en un coche de rallys.

La navegación resultó complicada para los principales candidatos a la victoria final en el Dakar tras la cancelación de la etapa para las motos, tras el fallecimiento ayer del piloto portugués Paulo Gonçalves. Las motocicletas normalmente abren pista y dejan la marca de sus neumáticos, lo que es aprovechado por los pilotos de otras categorías, que pasan a continuación.

A pesar de registrar solo el undécimo mejor tiempo en la etapa, Nasser Al-Attiyah y su copiloto Mathieu Baumel lograron rebajar su desventaja en la clasificación general de 10 minutos a 6 minutos y 40 segundos. Al-Attiyah y Baumel tomaron la delantera al principio de la etapa, pero perdieron su ventaja después de quedarse atascados en las dunas. Su undécima posición inicial para la etapa de mañana, la novena del Dakar 2020, podría traducirse en problemas de visibilidad para los vigentes campeones a consecuencia del polvo que levantaran los coches que circularan por delante.

La octava etapa fue la del regreso a la parte alta de la tabla de tiempos para Giniel de Villiers y su copiloyo, el español Alex Haro, ya que cruzaron la meta del día con el cuarto mejor tiempo, a 6 minutos y 29 segundos de los ganadores. Una etapa sin grandes contratiempos les permite mantener su sexto lugar en la clasificación general, a solo 10 minutos del quinto clasificado. De Villiers y Haro tendrán como objetivo reducir este hueco en los próximos días y tratarán de acercarse lo más posible al podio.

Por su parte, Bernhard ten Brinke y Tom Colsoul tuvieron una etapa algo movida después de que una piedra no solo perforara su neumático delantero derecho sino que también dañara una parte del chasis de su Toyota Hilux. Aunque perdieron algo de tiempo al cambiar el neumático y siguieron adelante con el daño estructural de su coche, fueron capaces de ser séptimos en meta, a poco más de diez minutos de los vencedores. De nuevo el Toyota Hilux Dakar demostró su fiabilidad y a pesar del problema logró llegar a meta para ser reparado, en el campamento base, por parte de los mecánicos de TOYOTA GAZOO Racing.

Please follow and like us:
error

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *