Nuevo Mercedes Benz GLS

Jose Andresby author page

0 comments Noticias

El nuevo Mercedes-Benz GLS es el SUV más grande y más lujoso de Mercedes-Benz. Se trata de un vehículo superlativo en todos los aspectos, que ofrece altas dosis de espacio, confort y lujo. Su soberbia presencia resulta de unas dimensiones imponentes, que han experimentado un incremento en la nueva versión (longitud: +77 mm, anchura: +22 mm). El aumento de la batalla en 60 mm redunda en una mayor habitabilidad, que se hace notar especialmente en la segunda fila de asientos. Las tres filas de asientos con ajuste eléctrico integral brindan mucho espacio y confort a todos los ocupantes. Los asientos de la tercera fila pueden escamotearse en el piso del espacio de carga con ayuda de un accionamiento eléctrico. Esto permite ampliar el volumen del maletero hasta un total de 2.400 litros. La segunda fila puede abatirse para configurar una superficie de carga plana. Por primera vez se ofrece una variante de seis plazas con dos asientos individuales de confort en la segunda fila. En el GLS 580 4MATIC (consumo de combustible en el ciclo mixto: 10,0-9,8 l/100 km; emisiones de CO2 en el ciclo mixto: 229-224 g/km) celebra su estreno mundial un motor V8 electrificado con una red eléctrica adicional de 48 voltios, tecnología EQ Boost y alternador arrancador integrado.

El tren de rodaje activo E-ACTIVE BODY CONTROL basado en la red de 48 voltios brinda un excelente confort de suspensión, una gran agilidad y maniobrabilidad y una notoria aptitud para todo terreno. Al igual que el GLE, el GLS está equipado con la generación más avanzada de sistemas de asistencia a la conducción de Mercedes-Benz, concebidos para prestar ayuda cooperativa al conductor. La nueva tracción integral 4MATIC es aval de elevada agilidad en carretera y destacadas prestaciones fuera del asfalto. El nuevo GLS convence en el campo de la aerodinámica con un coeficiente de resistencia aerodinámica cx a partir de 0,32. Una novedad destacable es la función para túneles de lavado. Con solo pulsar un botón, este atributo de confort se encarga de preparar el vehículo para entrar en la estación.

El nuevo GLS es la Clase S entre los SUV y brinda un nivel enorme de bienestar a todos sus ocupantes, especialmente en las plazas traseras. A continuación se mencionan los principales equipos de confort:

  • Entretenimiento para las plazas traseras MBUX con dos pantallas táctiles de 11,6 pulgadas de diagonal para disfrutar de música y películas y navegar por Internet
  • Paquete de confort para las plazas traseras Plus incluyendo una tableta independiente para manejar todas las funciones de confort y entretenimiento de MBUX desde los asientos traseros
  • Ajuste eléctrico de serie en todos los asientos, así como función EASY-ENTRY para facilitar el acceso a la tercera fila
  • Posibilidad de abatir cómodamente todos los asientos traseros pulsando un botón
  • Banco trasero con tres plazas o dos asientos individuales de confort con apoyabrazos en la segunda fila
  • Dos plazas de asiento con plena funcionalidad en la tercera fila (para personas con una estatura de hasta 1,94 m)
  • Calefacción de asiento y puertos de carga USB también para la tercera fila
  • Climatización automática de cinco zonas.

V8 gasolina con alternador arrancador integrado y EQ Boost

El alto nivel técnico del nuevo Mercedes-Benz GLS se revela asimismo en la gama de propulsores disponibles. Los potentes motores de seis y ocho cilindros aseguran un confort de propulsión adecuado y un empuje acorde con el carácter de este lujoso vehículo.

Poco después del lanzamiento del modelo celebrará su debut a escala internacional el GLS 580 4MATIC (consumo de combustible en el ciclo mixto: 10,0-9,8 l/100 km; emisiones de CO2 en el ciclo mixto: 229-224 g/km)[2], dotado de un nuevo motor V8 electrificado con red de a bordo adicional de 48 voltios y alternador arrancador integrado. Este grupo despliega 360 kW (489 CV) y 700 Nm de par, a los que se pueden sumarse brevemente otros 250 Nm de par y 16 kW/22 CV de potencia mediante la función EQ Boost. El alternador arrancador integrado (ISG) asume algunas funciones de los sistemas híbridos de propulsión como, por ejemplo, EQ Boost o recuperación, y permite alcanzar cotas de consumo de combustible que, hasta la fecha, estaban reservadas a los modelos con tecnología híbrida de alto voltaje.

Gracias a la incorporación del ISG es posible prescindir del accionamiento por correa de los grupos auxiliares en el lado frontal del motor, lo que reduce a su vez su longitud constructiva. La construcción compacta crea el espacio necesario para una instalación cercana al motor de los componentes de postratamiento de gases de escape. La red de a bordo de 48 voltios se utiliza para alimentar los componentes de elevado consumo, como la bomba de agua y el compresor de aire acondicionado, así como para el alternador arrancador integrado, que contribuye a recargar la batería con la energía obtenida mediante recuperación.

Diésel: motores de seis cilindros para Europa, Rusia y otros mercados

La propulsión de los dos modelos diésel del GLS corre a cargo del motor OM 656 de seis cilindros en línea de la gama actual de motores. En función de la fecha de lanzamiento al mercado, este modelo estará disponible en dos niveles de potencia, el GLS 350 d 4MATIC con 210 kW (286 CV) y 600 Nm (consumo de combustible en el ciclo mixto: 7,9-7,6 l/100 km; emisiones de CO2 en el ciclo mixto: 208-200 g/km)[3] y el GLS 400 d 4MATIC con 243 kW (330 CV) y 700 Nm de par (consumo de combustible en el ciclo mixto: 7,9-7,6 l/100 km; emisiones de CO2 en el ciclo mixto: 208-201 g/km)2. En ambas versiones, el potente motor cumple ya hoy las exigencias de la norma Euro 6d, incluso en las condiciones de marcha exigentes establecidas por RDE (RDE/Real Driving Emissions nivel 2). Esta normativa entrará en vigor el 1 de enero de 2020 para la homologación de modelos nuevos, y un año más tarde para todos los vehículos de nueva matriculación.

Para lograr esta meta se han adoptado diversas medidas, como la incorporación en el sistema de escape del GLS de un catalizador adicional SCR (reducción catalítica selectiva) con catalizador de bloqueo de amoniaco (ASC). Esto permite adaptar aún mejor la dosificación del agente de reducción catalítica AdBlue a las pautas individuales de conducción, ya que cualquier posible exceso de amoniaco se descompone por efecto del segundo catalizador SCR. El depósito de AdBlue tiene ahora una capacidad de 31,6 litros. El repostaje se realiza con la misma comodidad que hasta ahora a través de una toma separada, situada debajo de la tapa del depósito de combustible

Please follow and like us:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *