Nissan Qashqai: conquistando a las familias

Jose Andresby author page

0 comments Noticias

El Qashqai es un coche equilibrado en todos los aspectos, con una buena combinación de motor-prestaciones-consumo y con unos altos niveles de confort y seguridad.

El Nissan Qashqai, desde su llegada a nuestro mercado se ha convertido en la referencia de su nicho. De los más vendidos, muchas marcas darían mucho por tener las cifras de ventas del Qashqai. ¿Y por que es el líder? Tal vez motorizaciones, tal vez diseño, tal vez prestigio… o más bien un conjunto o suma de todas ellas.

No podemos decir que es un modelo que está a la última en cuando a diseño exterior ya que en su vida comercial ha recibido pocos reestilling y el último fue hace ya varios años. Pero eso no quiere decir que esté atrasado o pasado de moda. Tan solo tenemos que mirar sus cifras de ventas. Tal vez sea su filosofía: “ si funciona para que cambiarlo”.

Y así es, es un coche que funciona. Todas sus motorizaciones, gasolina o diesel, con cajas de cambio manual o automáticas, sus distintas versiones y acabados, son “super vendibles” y los comentarios de todos sus propietarios no pueden ser más positivos.

QASHQAI GASOLINA

Dos son las versiones gasolina que hay en nuestro mercado actualmente. Ambas equipan el motor 1.3 DIG-T, una versión de 140 caballos solo disponible con caja de cambios manual y dos de 160 caballos, disponibles con caja de cambios manual y caja de cambios automática de 7v.

Esta última es precisamente la versión que hemos tenido oportunidad de probar, una combinación que a nuestro parecer es muy utilizable ya que la versatilidad que imprime la caja de cambios automática, sobre todo en la ciudad, está fuera de duda.

Este es un motor que nace de la alianza Renault-Nissan y que también equipan otros modelos de otras marcas. En primer lugar hay que destacar su rendimiento a todos los niveles. Es un motor que cubre perfectamente las expectativas en todo tipo de conducción, bien sea por el complicado trafico urbano, bien sea durante largos viajes por autovía.

La nueva caja de cambios de 7 velocidades permite una facilidad de conducción y finura de funcionamiento envidiable. Rápida de funcionamiento, transmite potencia en todo momento e independientemente de las condiciones de tráfico siempre actúa con la celeridad.

Esta nueva transmisión, de doble embrague e incorpora refrigeración y actuadores electromecánicos que ayudan a elegir la mejor relación teniendo en cuenta los factores de conducción. Esto se traslada al conductor en una clara mejor eficiencia y suavidad mecánica y, una entrega de potencia lineal y silenciosa.

A la hora de circular por la ciudad no debemos olvidar que no estamos haciéndolo con un coche pensado exclusivamente para ello. A pesar de ello es ágil, tiene buen ángulo de giro y no es complicado encontrar parking. Su posición elevada de conducción permite que el conductor tenga controlada “la situación en todo momento”.

Dejando atrás la ciudad, los kilómetros por las autovías pasan con una celeridad pasmosa. Es un coche cómodo en todos los aspectos, filtra bien las irregularidades del terreno en parte gracias a la suavidad de su suspensión.

COMODO Y EFICIENTE

No queda ninguna duda de la filosofía del Qashqai. No es un vehículo que busque las prestaciones puras y las más fuertes sensaciones. El Qashaqai está pensado para la versatilidad y comodidad de las familias y éste, es su principal objetivo desde su nacimiento. Queremos decir con esto, que no debemos buscar en el aceleraciones fulgurantes ni velocidades máximas de infarto.

La respuesta del motor a bajas revoluciones, por debajo de 1.700-1.800 rpm, el empuje es suficiente pero, si subimos a la zona caliente, la respuesta es más enérgica. Podemos estirar al 1.3 con facilidad hasta los 6.000 rpm pero donde más cómodo se encuentra es en la zona media, punto en el que tenemos la máxima presión de soplado del turbo.

Hablando de consumos, tenemos delante un propulsor muy equilibrado, 260 Nm de par máximo y 160 caballos, podemos sacar medias alrededor de los 7 litros cada 100 kilometros. En carretera, circulando a 120 km/hora las revoluciones se sitúan en unas escasas 2.000 y por eso arroja una cifra final de consumo muy interesante teniendo en cuenta el coche del que estamos hablando.

INTERIOR

Al ser un vehículo que está pensado para un uso eminentemente familiar, los niveles de confort tienen que ser bastante altos. En las plazas delanteras el espacio es bastante amplio, con buenas cotas de habitabilidad. La posición de conducción, como ya hemos comentado y es habitual en los SUV, es elevada, permitiendo una gran amplitud de visión. Es fácil encontrar la postura ideal gracias a la multitud de reglajes de que disponemos.

El volante, de aspecto deportivo y achatado en la parte inferior, es multifuncional e incorpora unas elegantes terminaciones en cromado. Desde él podemos configurar la pantalla del panel de instrumentos de forma totalmente intuitiva por lo que desviamos la vista de la carretera un tiempo mínimo. El sistema de información NissanConnect alberga navegador GPS por satélite y cuenta con una interfaz de usuario muy completa y fácil de usar desde el primer momento.

En cuanto al equipamiento de confort y seguridad, destacamos el sistema anti colisión frontal, que además incorpora el sistema de detección de peatones. Dispone también de aviso de tráfico trasero pensado para evitar colisiones al salir marcha atrás de un parking, identificador de señales de tráfico, detector de fática, cámara inteligente de 360º, control de ángulo muerto, alerta de cambio de carril involuntario….

Las plazas traseras permiten el viajar cómodamente a 2 adultos sin problemas de espacio ni en las piernas ni en la zona libre por encima de la cabeza. Lógico y común en la mayoría de los coches actuales, la plaza central tiene unas cotas de habitabilidad algo más bajas pero permite viajar con cierta comodidad aun siendo adulto.

El maletero tiene una capacidad de 430 litros, suficiente pero algo menor que la que ofrecen sus rivales, pero como aspecto positivo, cuenta con doble fondo y curiosas soluciones para sujetar y dividir la carga.

CONCLUSION

El Qashqai es un coche equilibrado en todos los aspectos, con una buena combinación de motor-prestaciones-consumo y con unos altos niveles de confort y seguridad. No busques prestaciones puras ya que no las vas a encontrar pero si vas a tener un coche cómodo, versátil, fácil de conducir y con unos consumos bastante equilibrados.

Please follow and like us:
close
Suscríbete a nuestro boletín de noticias

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *